15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://www.mrroderic.com 300 0

Se puede ser xenófobo y decir que crías con respeto?

Hace algunas semanas tuvimos un cruce con algunas personas en un foro de crianza con respeto, en el que participa mi mujer y al que yo me sumo cada tanto; allí se comentaba que «los inmigrantes bajan el nivel de la clase» (sic) en las escuelas.
El problema de esta afirmación reside no sólo en el hecho de que se base en premisas falsas, sino en que genera un boca-oreja totalmente falso, una leyenda urbana similar a las que hablan de pisos de protección oficial en condiciones especiales para inmigrantes, plazas escolares para extranjeros, y ayudas fuera de lo común.

Cómo puedes enseñar a tu hijo a ser buena persona si intentas llevarlo a un cole u otro sólo porque el ratio de inmigrante cada 10 alumnos en menor?

Cómo puedes hablar barbaridades de unos padres porque crían de una manera u otra (cachetes, Estivilles, etc) si enseñas a tu hijo a que lo correcto es estar con un tipo de gente u otra dependiendo de su origen y/o nacionalidad de sus padres.

En fin que me he indignado un montón, sobre todo cuando se intentan esconder actitudes xenófobas o clasistas en supuestos criterios educativos, sé valiente y dilo: «No quiero llevar a mi hijo a ese colegio porque hay muchos moros y me da miedo que se convierta y se haga terrorista musulmán», o «este colegio está lleno de sudacas y no me interesa que mi hijo se haga Latin King».

Post anterior
Conoces a Elsa Bor de Lencuentro?
Siguiente post
La mentira del Villarato
Roderic

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

12 Comentarios

  • 28 de febrero, 2010 el 16:01

    Lena, no sé de que curso hablas, pero el idioma vehicular aquí es el catalán y poco se explica en castellano, sólo en sus horas de castellano a partir de 1º.
    Si por un niño de fuera tuviste que retrasar a otros 24 el problema no era el niño……
    Cierro comentarios porque hay mucha mala baba dando vueltas…

  • 28 de febrero, 2010 el 08:43
    Lena

    Creo que estamos en un momento en el que cualquier cosa negativa que se diga de alguien que viene de otro país es tachada de racista por parte de ciertas mentalidades «avanzadas» y «tolerantes». Yo no cambio mi manera de ver las cosas hacia ciertas situaciones, estén protagonizadas por inmigrantes o por gente que ha nacido aquí, y nadie que me conozca me definiría como racista, porque no lo soy.

    Soy maestra, aunque ya no ejerzo, y he vivido la realidad del día a día con 2 niños recién llegados (un niño argentino y una niña rumana). Con el primero no había demasiado problema en general porque aunque en Catalunya las clases son en catalán, se explicaron muchas cosas en español que él evidentemente entendía sin problema. Pero la niña rumana… fue muy complicado el primer año, y por causa (que no por culpa) de sus dificultades con el idioma las clases se tuvieron que ralentizar, con la consecuente queja de algunos padres. De quién es la responsabilidad? En última instancia ni del maestro, ni de los padres, ni de la escuela, ni por supuesto del niño. Creo que no hay recursos suficientes para hacer frente a estas situaciones, pero el resultado es que se crea un rechazo social hacia ellas. Rechazo lícito, si se quieren ver las cosas desde el otro lado. Un número elevado de inmigrantes que no hablan el idioma del país de acogida, ralentiza las clases (tampoco hablo de bajar el nivel). Me da igual que sean inmigrantes rumanos o suizos, el resultado es el mismo. Y si eso no se entiende o no se quiere ver, o se es poco objectivo y partidista, o se es un ingenuo.

  • 12 de febrero, 2010 el 13:56
    Marta Ros

    No creo que 2 niñas con sindrome de Down perjudiquen al resto de la clase. Obviamente los profesores tendrán que dedicarse más a ellas, pero me las imagino dulces y calladitas, sin molestar a nadie. En mi opinión el verdadero lastre de un aula son los alumnos (immigrantes o españoles) folloneros,de los que alborotan, pegan, retan al profesor… Estos si que bajan el nivel y perjudican a los demás alumnos!

  • 10 de febrero, 2010 el 16:38
    Su

    Alba: Con todo respeto,dejemos el punto» inmigrante» de lado y aboquemonos a tu vision de lo que deberia ser «una clase parejita».Hace dos años me he jubilado (retirado)despues de trabajar 37 años ,frente a grupos de 30 niños en escuela primaria comun de la ciudad de Buenos Aires (Argentina) .Hace aproximadadmente 40 años que dejó de existir el grado «A» con mejor nivel intelectual que el grado «B»…Actualmente se trabaja con grupos de niveles intelectuales heterogeneos (o sea que estan «mezcladitos»,los mas inteligentes con los menos inteligentes) inclusive alguno con capacidades diferentes,pues se «descubrió»que colocar una «etiqueta» en la frente de un niñito era lapidario para su futuro!!-El maestro debe tener la SUFICIENTE HABILIDAD,PACIENCIA ,CAPACIDAD Y VOCACIÓN para realizar una educacion PERSONALIZADA con 30 alumnos-(integrando de a poco al que le cuesta más) en la MISMA ACTIVIDAD QUE LOS más capaces!!!-Por eso ,docente, no puede ser CUALQUIER PERSONA.Su trabajo es arduo!!y muy dificil-Considero que lo que hay que exigir a las AUTORIDADES EDUCATIVAS es grupos de alumnos menos numerosos-He comprobado a lo largo de mi carrera que 20 /22 alumnos seria lo ideal!!!-ALLI ESTÁ LA CLAVE!!MENOS NIÑOS POR CLASE-Si!! A LOS GRUPOS HETEROGENEOS !!SÍ A LOS MAESTROS CAPACITADOS!!para educar en LA DIVERSIDAD!!-Cariños!!

  • 10 de febrero, 2010 el 16:08

    @Alba: en la clase de mi hija hay dos niñas con síndrome de Down, obviamente no pueden seguir el ritmo de la clase de Primero tal cual se da para los otros niños.
    Qué hacemos? Las mandamos a estudiar solas al sótano? o a un colegio especial?

  • 10 de febrero, 2010 el 14:57
    Alba

    Vamos a ver: que hay racismo? Evidentemente y desgraciadamente… SI! Y esto me entristece, pero no mezclemos cosas. En una Clase en la que cada año entran dos-tres niños con un nivel academico inferior (y fijaos que no hablo de inmigrantes) no se puede hablar de mantener un buen ritmo de aprendizaje para todo el grupo. Como madre, me siento en una encrucijada emocional. Por un lado apuesto por la tolerancia y el respeto, la educación y los valores éticos y morales, pero por el otro espero un respeto por parte de las instituciones públicas para que la educación que reciban mis hijos (y los de todos) sea la adecuada a su edad. Hay niños inmigrantes que llegan con un nivel muy correcto y muchos son mucho más educados que los nacidos aquí -esto también hay que tenerlo en cuenta-, pero los que llegan con muy bajo nivel necesitarian un período de adaptación para que este argumento (el de bajar el nivel general de la clase) desaparezca. Por lo tanto nunca diré que no quiero que mis hijos vayan con inmigrantes pues no lo pienso, lo que no quiero es que una llegada de niños a mitad de curso pueda influir en el buen devenir del proceso educativo de mis hijos. Por esta razón, cuando llegan niños de otros países, lo que se deberia hacer es una prueba de nivel, que empiecen en el nivel que tienen y que se les estimule para que, en caso de estar por debajo del nivel, puedan alcanzar a sus compañeros de edad y, así, puedan incorporarse a su grupo de forma menos traumática. (¿Os podeis imaginar como se sienten cuando les sientan en una mesa, les hablan en una lengua que a duras penas comprenden y los maestros trabajan temas que desconocen totalmente?)

  • 8 de febrero, 2010 el 17:26
    Mónica

    El mayor problema de esta sociedad radica en el Prejuicio, en categorizar grupos humanos ubicándolos en un sitio social desfavorable sin conocerlos realmente; en poner todo dentro de la misma bolsa como si fuera posible catalogar de esta manera. Creo que en el fondo es el miedo a perder un espacio, a no querer ceder o compartir. Esos que prejuzgan son la verdadera lacra de la sociedad.

  • 8 de febrero, 2010 el 17:20
    Su

    «HAY UNA SOLA CLASE DE HOMBRES,LOS QUE TRABAJAN»esta frase se adapta a este tema…………No olvidemos que las divisiones politicas (fronteras)son convencionales-hechas por los hombres de poder,de gobierno……………..»EN EL MUNDO SIN FRONTERAS HA PUESTO DIOS A TODOS LOS SERES HUMANOS»tratemos día a día de «NO CAER» en lugares comunes de desprestigio o marginacion hacia el otro.

  • 8 de febrero, 2010 el 15:33

    «por ser hijo de un delincuente, drogadicto, inmigrante o lo que sea que hayan sido sus padres»
    susana: alucino con tu comparación… a esto me refiero en el post…

  • 8 de febrero, 2010 el 13:50
    susana

    De acuerdo con el comentario, hay distintos tipos de inmigrantes,pero los que van a la escuela no son inmigrantes, sino hijos de inmigrantes, lo cual es muy distinto, y si la educación que les dan es buena, porqué uno habría que temer? Muchas veces se estigmatiza a los hijos por el comportamiento de los padres y eso solo contribuye a que estos hijos no puedan sobreponerse al «destino» que supuestamente les depara la vida, por ser hijo de un delincuente, drogadicto, inmigrante o lo que sea que hayan sido sus padres.

  • 7 de febrero, 2010 el 17:50
    Veronica Smidt

    No soy de España, y pero mi pais igual es de inmigrantes. Sin desmejorar a los nuevo inmigrantes, xq cuando uno generaliza lamentablemente hace que los inocentes pague por pecadores… Pero mas que discriminar por origen, q en realidad debe ser irrelevante, somos de diferentes razas, pero de una sola especie, la humana. Como sociedad lo que deberiamos juzgar, porque en cierta forma tenemos de derecho de dar nuestra opinion sobre un foraneo que venga integrarse, es el hecho si contribuye al avace de su desarrollo, y/o a mantener lo que han logrado. Soy de Venezuela, y es muy raro que uds encuentren inmigrantes, mas que todos los europeos, viviendo en ranchos( no como la de los mexicanos, sino viviendas muy precarias, improvisadas pero que a la final las usan como viviendas permanente) en el pais. No seran millonarios, pero son personas con negocios, y con casas decentes, que muchos empezaron desde abajo. Vinieron a nuestro pais, crearon negocios que con el tiempo fueron dando empleo a otros venezolanos, se preocuparon de no ser una carga para la sociedad, les importo vivir decentes… Mientras otros tipos de inmigrantes, mas que todo lo hemos visto en los ultimos 15 años, como colombianos, peruanos y ecuatorianos, han venido a nuestro pais y se han quedado a contribuir con nuestras barriadas, cerros llenos los que nosotros llamamos ranchos, grandes cordones de la miseria, haciendo buhoneria como le decimos aca -poner una tela en pleno piso de la calle, para vender cosas que han robado a camiones de carga en la autopista o sacado de depositos ajenos-… Con un estilo de vida que no contribuyen a la sociedad de ninguna manera… Aunque tambien debe haber personas de Europa y esos sitios que vienen a nuestro pais por mafias de delincuencia, trata de blanca, drogas… Y compañeros sudamericanos que vienen a buscar un mejor x venir y a trabajar y vivir como es. A pesar de que se vea ese amplio comportameniento entre esos dos grandes grupos, lo mejor es no mirar de donde viene, pero si tener el derecho de preguntarse y opinar, sí, de verdad xq tambien es humano, tengo que aceptarle que venga a mi país y se quede, cuando disfruta de todos los beneficios que ha alcanzado mi sociedad, pero esa persona no contribuye a mantenerlo y a mejorarlo… Ponganse la idea de que su pais es su casa. Tu me dejarias quedarme en tu casa, con agua corriente, electricidad, calefacción, muebles y demas comodidades ( xq aun que parezca normal todo esto, mucha gente no lo disfruta), sin que yo haga nada, sin que ayude a limpiar, pagar cuentas y demas, como lo haran demas integrantes de tu familia que vivan contigo???

  • 7 de febrero, 2010 el 17:47

    Pues sí, opino igual que tú. Muchas personas se esconden de lo que piensan realmente porque saben que no está bien visto y venden la moto con una cosa cuando en realidad lo que piensas es lo que has dicho entre comillas. En la variedad está el gusto y no creo que porque un niño esté con unos o con otros se vaya a hacer terrorista ni Latin King. Ahí prima la educación de los padres, o eso se supone