15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://www.mrroderic.com 300 0

Si eres ingenuo y te timan la culpa es tuya

2 Comentarios

Un juez ha desestimado la denuncia de una pareja de hermanos contra una curandera que les pidió 18.000 € y un pájaro para curar a su padre del cáncer terminal que padecía.
Bruja en escobaLa Audiencia Provincial de Cádiz condenó a Nuria Montero Gallardo a 2 años y medio de cárcel y multa de 8 meses con cuota diaria de 6 euros por un delito de continuado de estafa de especial gravedad, porque consiguió que dos de los hijos de un enfermo de cáncer con metástasis le pagaran 18.000 euros y un pájaro para que sanara a su padre.

Sin embargo en sus sentencia, con la que coincido, el Supremo “….considera que no existe estafa cuando el sujeto pasivo acude a médium, magos, poseedores de poderes ocultos, echadoras de cartas o de buenaventura o falsos adivinos, cuyas actividades no puedan considerarse como generadoras de un engaño socialmente admisible que origine o sean la base para una respuesta penal. En estos casos se considera que el engaño es tan burdo e inadmisible que resulta inidóneo para erigirse en el fundamento de un delito de estafa

En El País cuentan la historia detalladamente….

En febrero de 2001, dos de los hijos de un enfermo incurable acudieron al domicilio de Nuria Montero Gallardo en Jerez de la Frontera, porque una tía suya les había dicho que tenía “poderes” y que estaba sanando a un familiar suyo.

Tras ver una fotografía de su padre les dijo que le podría curar si empezaba el tratamiento antes de una semana a cambio de 18.000 euros, de los que los clientes descontaron lo que les costó un pájaro llamado “Inseparable” que compraron en Ubrique, porque la curandera decía que necesitaba sacrificar animales y extraerles los mismos órganos que tenía enfermos el padre. Entre los métodos utilizados para la sanación figuraba poner una vela y un cazo de agua delante de la foto del padre.

Para conseguir el dinero, los hermanos tuvieron que pedir un crédito que cuando se dictó la primera sentencia seguían pagando. En un momento determinado, la hija enfermó y fue ingresada en el hospital; la curandera le dijo que le había pasado el cáncer de su padre. En julio de 2001, el hombre murió.

A veces entiendo que la gente pueda estar desesperada, pero se debería guardar un poco la cordura y no dejarse timar. La culpa no siempre es del chacho……

Post anterior
Nicole Richie ingresada por deshidratación
Siguiente post
La discriminación contra los insomnes
Roderic

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

2 Comentarios

  • 8 de marzo, 2007 el 05:32
    whatevergirl

    es cierto, como pueden hacerle caso a un curandero o lo que sea si todo el mundo sabe que la mayoria ( por no decir todos solo para darles el benficio de la duda jejeje) son unos farsantes totales y expertos en el arte de timar!!! Aunque aveces la desesperacion causa estragos no? Ellos no vieron otra forma de curar a su familiar e intentaron este recurso , aunque debieron estar concientes de los riesgos que corrian.

    Responder
  • 6 de marzo, 2007 el 17:46
    Reina Luna

    Yo opino lo mismo, hay que ser muy muy ingenuo para pagar 18000 euros y un pajaro (pobrecillo) a un curandero por curar falsamente a alguien.

    Mios tíos y abuelos siempre han sido muy aficionados a las visitas a curanderos y magos. Recuerdo un caso muy parecido a este, mi tío estaba gravemente enfermo de cancer y acudió junto a mi tía y a otra seria de personas entre las que estabamos mi padre y yo de acompañantes a un curandero de Málaga. Todos pudimos entrar dentro mientras mi tío era “operado”. Se daba el caso que el curandero era ex compañero de trabajo de mi padre. Este había dejado su anterior trabajo para deciarse a la “sanación” que era una tarea sin duda mas rentable y fácil. Conocía por tanto la opinión de mi padre hacia este tema y le mandó salir por recibir supuestamente ondas negativas que le impedían realizar su “operación”
    Yo me quedé dentro y pude observar todo el proceso, una verdadera mentira, que hasta un ciego sería capaz de ver. Han pasado ya unos 10 años, pero recuerdo perfectamente que tenía escondida carne de algun animal en un pañuelo y nos dijo a todos que le había sacado el mal del cuerpo a mi tío. Menos mal que la operación no fue tan cara y solo cobraba la voluntad. Mi tía muy agradecida le pagó 300 euros.
    Claro está mi tío no mejoró y murió, años despues.

    Recuerdo otro caso de un curandero tambien en Jerez que curaba a la gente simplemente bendiciendoles agua. Mi tía iba todos los días para traerse el agua, que a saber de donde la sacaba. Puagg que ascooo!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.