Este año lo hemos vuelto a conseguir, hemos regalado a nuestras hijas lo que considerábamos les podía gustar más sin recurrir a los juguetes que promocionan en los canales infantiles. Ni perros robots ni mierdas voladoras.

En general los regalos fueron Libros, Playmobils y juguetes didácticos para la mayor, la peque y el chiquitín respectivamente.

Os animo a negaros a comprar los juguetes que salen en Televisión. En casa las nenas (la peque sobre todo) lo tiene casi claro ya, en cuanto empieza con un “Papa quiero esto, quiero lo otro” le digo que le apagaré la tele si sigue pidiendo todo lo que aparece en la publicidad. Y funciona.

También es cierto que no le faltan juguetes a lo largo del año y que el mes pasado fue su cumpleaños.

En otro orden de cosas la Navidad se saldó con una visita a Urgencias, nada grave y había tanta cola que no entramos.

¿La gente se enferma a la hora de la comida de Navidad para evitar a los suegros?