Muchas veces cuando nos toca decorar la habitación de nuestros hijos nos volvemos locos pensando qué colores metemos o qué combinaciones hacemos.

Seleccione cuidadosamente los colores

La habitación de los niños es el espacio donde deben conjugarse de una manera divertida y agradable, todos aquellos elementos que ayudan en el desarrollo del infante. Un ámbito donde los colores brillantes y alegres se combinan con elementos móviles, luces de diversas formas y colores.

Si el niño ya está en edad escolar, seguramente podrá dar su opinión acerca de cuales son sus colores preferidos y que motivos o dibujos de su agrado pueden adornar algún rincón del dormitorio.
Respeta los intereses de tu niño, es su habitación, su propio espacio, él dormirá y realizará sus juegos allí.
Puedes proponerle a tu hijo que elija uno o dos colores brillantes, por ejemplo, dentro de los colores siguientes: rojo, amarillo, anaranjado, azul, verde, o púrpura.

Si eliges dos colores como verde manzana y púrpura, conviene que los muebles sean blancos o de madera clara como el fresno, que los tonos claros sean predominantes, y deja el púrpura para sectores definidos y pequeños.
Si optas por un solo color, juega con una misma gama desde un verde claro hasta uno oscuro.
Debes tener en cuenta que los colores influyen sobre el ánimo de las personas, por lo tanto, ten en cuenta que los rojos y anaranjados producen excitación, la gama de los verdes y azules son mas calmos y aptos para un dormitorio, como el rosado claro .

A medida que el bebé va creciendo, su percepción del color va modificándose.
Cuando es recién nacido, solamente distingue bultos, vé el blanco, negro y la gama de los grises. A la semana distingue el rojo, le llama la atención el color vibrante y los objetos que se mueven cerca de su campo visual.
Puesto que los niños ven el rojo antes que el azul, es mejor adornar un cuarto de bebé usando tonos suaves en vez de colores primarios brillantes pues pueden confundir sus habilidades sensoriales y abrumarlo.
Para muchos, el rojo brillante por ejemplo, puede representar un color inquietante que no le permita al niño estar tranquilo; otros tonos pueden proporcionar una sensación mas agradable en la estancia y quizás convenga pintar las paredes con tonos pastel suave y poner énfasis en la manta de la cuna, los cojines y juguetes, la lámpara o una repisa con juguetes. También puede pintar de un tono mas oscuro la banda inferior de la pared con una cenefa que corte, en tonos combinados y la parte superior de la pared pintada en un tono mas claro.

Los mas pequeños todavía no son afectados por las influencias culturales del color. En niños en edad escolar, el color influye de otro modo. Aliente a su niño y consúltele que le gustaría tener de adorno en su cuarto.
Aun cuando los adultos han tenido más experiencias con color, no todos pueden responder de la misma manera a estos estímulos visuales, ya que el componente cultural juega un papel preponderante. Por ejemplo, el color blanco en occidente representa la pureza, pero en Japón representa el luto y la muerte.
Finalmente, los colores pueden tener efectos curativos en el cuerpo. Superficies parejas con colores definidos pueden influir en ciertas funciones orgánicas.
Se dan casos en los cuales los bebes prematuros con ictericia durmiendo en habitaciones con predominancia de azules, se han recuperado y ganado peso mas rápido que otros en otras condiciones de color en su ámbito.
Los amarillos suelen provocar inquietud en los pequeñitos, si elige este color, trate que sea un amarillo luminoso pero muy suave, con saturación al blanco. Combine con otras paredes en un color complementario como malva o la gama de los índigo.

En cuanto a ciertos estudios realizados con color para niños con asma y otros problemas respiratorios, éstos reaccionan bien a las tonalidades amarillas, atenuando sus ataques.
Puede ser que el amarillo estimule ciertas zonas del organismo proporcionando energías curativas para estas enfermedades pero también sobre estimula a las personas que realizan actividades en ambientes con predominio de este color.

Psicología y Terapia del Color:

  • Colores cálidos

En celesteLos colores cálidos tienden a comunicar calor, intimidad y a veces relajación. Estos colores parecen avanzar más cerca del espectador que crea un sentido de proximidad y calidez.
Sin embargo, los colores cálidos intensos tales como rojos y naranjas tienden a estimular en demasía y excitar .

  • Colores fríos

Los colores fríos tienden a producir sensación de relajación y calma aunque los colores intensos fríos tienen tendencia a provocar quietud y hasta sueño.
Los colores fríos indican reserva y paz.
Los cuartos de los bebes con colores fríos ligeros tales como azul claro verdoso, celeste , azul-violáceo e incluso blanco tienen un efecto que calma y hacen que los ambientes se vean más espaciosos y elegantes.

  • Tonos de la tierra

Consideramos los colores de la tierra tales como los grises, marrones, y tierra siena amarillenta.
Son una buena opción para los niños hiperactivos, creando un sentido del calor, comodidad y la relajación.
Los colores terrosos, beis, amarillos muy suaves, marrones verdosos, son los mejores.
Los tonos de la naturaleza dentro del cuarto de un niño, donde se pueden conjugar esos tonos con animalitos pintados como si una pared fuera un lugar en el bosque, donde los verdes de los árboles juegan una sinfonía con ardillas de tonos tostados y conejitos blancos dando un toque de luz.

  • Negro

El negro no se utiliza en habitaciones de niños.
Representa tradicionalmente la oscuridad, desesperación, dolor y luto; el subconsciente lo asocia fuertemente a la muerte. Cuando se utiliza en grandes superficies absorbe la luz y puede generar depresión y mermar las energías de los ocupantes de la estancia.
Mientras la familia hace las elecciones de color de las habitaciones de la casa, los adolescentes mencionan a menudo el negro como opción del color. (Sé que mi adolescente y sus amigos lo hicieron en su momento.) para ellos la pared negra les crea un sentido de misterio, el horror divertido y el estilo moderno que ellos prefieren.
Quizás pueda conciliar el gusto de su hijo adolescente con un sentido diferente. Propóngale pintar en negro en cantidad restricta, por ejemplo en una sola pared en contraste con colores brillantes, sobre la que se pondrá un librero en madera de haya con iluminación en la parte inferior del estante. El efecto por su contraste es atractivo sin duda, pruébelo.

  • Blanco

Si el blanco predomina representa la paz, fe, alegría, pureza, pulcritud, limpieza.
Puesto que refleja el casi 80% de luz, los cuartos blancos parecen más brillantes y más espaciosos que los cuartos pintados en otros colores.
Sin embargo, todo blanco es monótono, y conviene combinar con muebles en maderas oscuras y telas texturadas y brillantes.

  • Rojo

Si desea crear una sensación de calma, olvide el rojo , no podrá lograrlo si elige utilizar cantidades grandes de rojo en el cuarto. Mientras que los rojos pueden crear un sentido de calidez, también estimulan y energizan el espectador. El más brillante de los rojos puede aumentar el deseo, la excitabilidad, el apetito, y se asocia al peligro, a la pasión, a la cólera y a la tensión. Contrapese con mayoría de colores neutros y diminuya las superficies rojas. Agregará vida y alegría con dosis más pequeñas del excitante rojo.

  • Anaranjado

Los anaranjados provocan los mismos efectos que el rojo, pero en menor grado, pues combina la energía del rojo con la felicidad del amarillo.
Los naranjas parduscos crean zonas vibrantes, cálidas , acogedoras mientras que los naranjas más brillantes incitan al juego , la diversión animada, es una buena opción para el cuarto de juegos. Los naranjas brillantes crean cierta tensión, mientras que los más suaves dan sensación de calidez, dando la bienvenida, satisfaciendo y agregando energía al cuarto.

  • Verde

Para reforzar autoestima y sugerir la esperanza, para lograr el descanso y relax.
El verde es un color de restauración y sanación, en los dormitorios son agradables siempre que no se elijan tonalidades verdes oscuras en grandes superficies.
Puede combinarlo con otros tonos complementarios para generar una estancia de carácter y personalidad.

  • Azul

El azul significa a menudo armonía, paz, sensibilidad, profundidad, sabiduría, la confianza y la estabilidad.
Es un buen color para el dormitorio pues restaura y equilibra el sistema nervioso y produce un efecto de calma y sosiego que invitan al descanso.
Puede atenuar cuartos luminosos, ofreciendo una sensación confortable de paz y serenidad. Por otra parte, ciertos azules pueden generar sensación de frío . Los azules demasiado oscuros tienen el mismo efecto que el negro.

  • Púrpura

Combinando la estabilidad del azul y la energía del rojo, los violetas pueden adquirir las características del azul o del rojo dependiendo del gradiente del color y la combinación con otros elementos de la estancia.
Por ejemplo el cortinado, puede aventurarse a pintar en púrpura, y combinarlo con telas y efectos con la luz que brinden sensaciones diferentes.
El violeta se asocia a la justicia, la nobleza y el lujo, pero cuidado con utilizar un violeta oscuro que puede provocar depresión en el espectador. El color púrpura oscuro puede evocar sensaciones de tristeza y frustración mientras que otros alilados claros pueden dar sensación de paz y romance.
El púrpura claro, por ser femenino, siempre elegido con alto gradiente de blancos, se adecua perfectamente para la habitación de niñas pequeñas.

  • Amarillo

Estimula, energiza, despierta el intelecto, es luminoso y alegre.
Los amarillos pálidos hacen que los cuartos parezcan más grandes mientras que amarillos más fuertes crean calor y aclaran cuartos poco iluminados.
Si es usado en exceso puede resultar molesto al espectador. Estimula la atención y la actividad física.

Este es un artículo publicado originalmente en Para decorar pero como es mío, me lo traigo.

Autor

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

1 Comentario

  1. kristina alvarez Responder

    me encanta la descripción que das de ti jajaja. todo, desde “casado con la mujer” que amo hasta “creo que sobrevivo gracias al mate y el café”, me sirvio tu publicacion. voy a intentar pintar murales infantiles y queria saber sobre los colores y sus efectos en los niños. no tengo niños por lo tanto soy algo ignorante en ciertos temas referentes a ellos. Gracias.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.