El ataque al club gay Pulse en Orlando ha despertado a la mierda de internet y además de tener que aguantar a los machunos homófonos de toda la vida debemos soportar a los políticos dando lecciones de NO saber estar (caso Trump, caso Pablo Casado)