Llevo casi 2 años viajando cada mañana a Barcelona y excepto por los primeros meses que los aproveché a tope para leer libros electrónicos he abandonado la afición y he vuelto a centrarme en el puto móvil.

Que si Twitter, que si podcasts, que si e-mails de curros, no logro desconectar.

Debo buscar la manera de obligarme a leer, en papel o en Kindle, es igual el formato.

Ahora mismo tengo el libro SEO de Aleyda a puntito esperándome y  Relatos que me asustaron (una antología de Hitchcock).

Quiero volver a ser el único del grupo de cuatro asientos que va leyendo (ni Whatsapp, ni Candy Crush, ni Twitter, ni Instagram, ni Facebook).

 

Autor

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies