15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://www.mrroderic.com 300 0

Debo confesarlo, estoy de incógnito

1 Comentario

Hace algunos años tenía otra vida, hasta que ví un crimen cometido por un mafioso local (no diré donde, como, cuándo ni quién para no aportar datos) y tuve que acogerme al Programa de Protección de Testigos (como Homer) en el que me cambiaron la identidad, después conocía Gi y bueno, la historia más o menos conocida por todos.

De mi anterior vida sólo guardo pocos recuerdos, este domingo de lluvia ha relanzado la melancolía y me he decidido a publicar una foto de aquella etapa de mi vida en la que solía aparecer en las marquesinas de Times Square en época de promoción.

Ro en las calles

Vía Flickr Toys

Post anterior
Eto'o, el racismo y el miedo
Siguiente post
Nodrizas de leche gatunas
Roderic

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

1 Comentario

  • 27 de febrero, 2006 el 15:31

    Vaya vida ¿eh? seguro que no os aburrireís nunca, y la de cosas que tendreís para contarles a vuestros nietos, jejeje.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.