El curso pasado Sofía no comió más en el cole desde que la obligaron por la fuerza a comerse un puré, por lo que a mediodía nos tocó cocinar, aquí la prueba.