En casa lo tenemos comprobado, la mejor manera de que los niños y niñas coman fruta es gestionar la cuestión con naturalidad, a nuestras hijas nunca jamás en la vida las obligamos a comer ni fruta ni verdura.

Preguntaréis ¿eso es porque sois unos padres geniales, concienciados, modernos y respetuosos?

Responderemos: NO, es que su padre (o sea yo) no come casi frutas ni verduras pese a ser vegetariano durante 1 años hasta hace un par de semanas.

El ejemplo lo toman de su madre, que ha inculcado casi sin quererlo en nuestras hijas el placer de comer frutas.

¿Vuestras hijas e hijos comen fruta?

¿Naturalmente o los habéis “forzado”?

Autor

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies