En casa lo tenemos comprobado, la mejor manera de que los niños y niñas coman fruta es gestionar la cuestión con naturalidad, a nuestras hijas nunca jamás en la vida las obligamos a comer ni fruta ni verdura.

Preguntaréis ¿eso es porque sois unos padres geniales, concienciados, modernos y respetuosos?

Responderemos: NO, es que su padre (o sea yo) no come casi frutas ni verduras pese a ser vegetariano durante 1 años hasta hace un par de semanas.

El ejemplo lo toman de su madre, que ha inculcado casi sin quererlo en nuestras hijas el placer de comer frutas.

¿Vuestras hijas e hijos comen fruta?

¿Naturalmente o los habéis “forzado”?