Cada año es igual, se acerca la temporada de calor y me comprometo conmigo mismo a hacer un esfuerzo por la operación bikini pero no llego a tiempo, de hecho este año no solo no he llegado sino que estoy más gordo que antes.

A falta de haber hecho abdominales durante los últimos años para reducir el perímetro de la cintura me he pillado un cacharro en Aliexpress para ejercitarlos mientras trabajo sentado en el ordenador para mis clientes.

No os riais de mi color verde “tengo el despacho en el sótano”.

No voy a estresarme por mis más de 90 kilos, seguiré yendo a la piscina con mis enanos para disfrutar del agua y el sol (Oli va bien protegido con ropa con protección solar UPF50+ de Elise et Sardine)

Porque no voy solo por mí, si así fuese me quedaría tumbado a la sombra en la terraza de casa que corre fresco…

Autor

Padre de tres (dos niñas y un niño), casado con la mujer que amo. Mi visión de la paternidad se basa en la crianza con apego que nos permite respetar a nuestras hijas y ayudarlas a crecer en un mundo mejor. Miro muchas series, sobre todo de ciencia ficción y terror, y duermo más bien poco, creo que sobrevivo gracias al mate y el café.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.