Las madres y los pocos padres que trabajamos desde casa hacia afuera tenemos la duda muchas veces de si odiamos nuestra rutina o la amamos, o mejor dicho la falta de ella.

Nota: no voy a hablar de las mujeres que trabajan sólo en casa como madres y amas de casa porque no soy una, pero es un trabajo más duro que picar piedras en la mina.

En casa además de una adolescente, una niña de 8 años, un bebé de 15 meses, una perra de 35 kilos y dos gatas (una es nuestra, a la otra la estamos cuidando y es la madre de la nuestra) tenemos también el despacho de GIPANDE, la agencia de SEO y Social Media que regenteamos con mi mompreneur favorita: Gi.

En verano la rutina/no rutina comienza muy temprano y el orden es más o menos el siguiente:

  1. Soy despertado por alguno de los peques de la casa (bebé, niña o perra)
  2. Hago desayunos
  3. Cambio pañales
  4. Reviso correo, Twitter y demás (al trabajar en proyectos internacionales a veces recibo mensajes a horas extrañas)
  5. Cuido que el bebé no se mate ni despierte al resto
  6. Cuido que la mediana no suba el volumen de la tele
  7. Respondo algún e-mail / Preparo algún informe
  8. Llevo el café a la jefa (que debido a su fibromialgia se despierta dolorida)
  9. El enano sale a la terraza, detrás voy yo con mi portátil
  10. Reviso que no haya cacas de la perra
  11. Compruebo que el suelo no esté extremadamente caliente
  12. Suena el timbre, recojo el paquete/carta/notificación x3
  13. Segundo desayuno de la mediana
  14. El enano se moja, se mancha o se caga, toca cambiarlo
  15. Respondo algún tweet, o mail, o WhatsApp
  16. Peleo con alguna de las hijas porque no me ayudan cuidando al bebé
  17. Llega el mediodía y debo hacer la comida, intento que sea rápida y fácil pero no siempre es posible
  18. Siesta del bebé (no siempre puedo dormirlo yo, si no duerme conmigo va a la teta con mami)
  19. Aprovecho para trabajar a tope si no tengo que ordenar o estoy muerto de sueño
  20. Repito del 8 al 19 con ligeras variantes hasta después de cenar. A veces toca ir al super, otras toca piscina, otras toca pasear con el bebé.
  21. Acompaño a la mediana a dormir (a veces la estira hasta después de las 00hs.)
  22. Vuelvo a mi escritorio a currar (hasta las 2,3,4,5 como anoche)
  23. Vuelta a empezar.

No he entrado en el detalle porque me aburrí a mí mismo, parecía un señor quejoso mientras hacía el recuento.

Cómo lleváis el verano?

Aquí os ilustro con algunos de nuestros momentos veraniegos:

Sesión de fotos con Sofi para una de nuestras MOMpreneurs favoritas

Oli intentando atracarme el ordenador mientras reviso mi correo

Oli pintando el suelo de la terraza

Oli en la casita de la terraza (era de Sofi)

Oli con las gafas de papi en la bodega

Oli jugando una tarde en la trona en nuestra terraza con sus PinTaPum

Oli paseando por la comunidad

Sofi y Oli en el evento de Bebeconfort de hace 10 días (un viernes en la Costa Brava)