Aborto, mi cambio de opinión

Home / Salud / Aborto, mi cambio de opinión
Aborto, mi cambio de opinión

Soy nacido y criado (born and raised) dentro de una familia católica, en un país católico y en una sociedad en la que todos se espantan por cualquier modernez que aparezca, añádele mi ración de machismo aprehendido y tienes el cóctel perfecto para la falta de empatía con las mujeres embarazadas que no quieren seguir adelante con el proceso, el resultado es un señor (yo mismo) que creía que el aborto era malo per se y que había que tomar medidas preventivas, no a posteriori.

Puede leerse entre líneas en mis artículos anteriores en este blog sobre aborto y misoprostol, aborto y cytotec y abortos caseros que intentaba convencer a las que llegaban buscando información al respecto de que desistieran, en teoría por el riesgo que implica un aborto casero y, en gran medida, porque una parte muy importante de mí lo veía mal (los escolapios sabían lo que hacían moldeando mentes adolescentes).

A día de hoy, gracias en gran parte a mi pareja, mis hijas, mi familia elegida, las redes sociales y la movilizaciones de las mujeres argentinas tengo una visión más amplia y un poco menos paternalista de la salud reproductiva femenina y estoy a favor del aborto legal y seguro para mujeres.

¿Quiere esto decir que todas las mujeres serán obligadas a abortar?
No, quiere decir que estoy a favor de que dependiendo de las circunstancias personales de cada mujer, esta pueda decidir seguir adelanto o no con un embarazo.
Me causan tristeza las personas que dicen que deberían seguir adelante, parir y en todo caso darlos en adopción porque están ignorando las posibles secuelas (tanto físicas como emocionales) que un embarazo y un parto suelen dejar en una mujer.

  • Educación sexual para decidir
  • Anticonceptivos para no abortar
  • Aborto legal para no morir

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.